Mañana podría llegar la segunda ola de calor del año

 

Acabamos de superar en España la primera ola de calor del verano y, muy probablemente, la segunda llegará entre mañana y el próximo domingo. En esta primera ‘ola’ se registraron valores de hasta 43 ºC, como el caso sin precedentes del aeropuerto de San Sebastián, que pusieron la guinda al pasado mes convirtiéndolo en el segundo julio más caluroso del siglo XXI, si atendemos sólo a las temperaturas máximas. 

En Youtube: Olas de calor en España: ¿qué son y cuándo se producen?


Temperaturas muy altas

Para la jornada de hoy, predominarán los cielos despejados y las temperaturas diurnas ya tenderán a subir sobre todo en la cuenca del Ebro. Mañana entrará una masa de aire cálido procedente del norte de África que hará que las temperaturas asciendan de manera generalizada en la Península. Según José Antonio Maldonado, director de meteorología de Meteored (tiempo.com), se superarán los 30 ºC en algunas comarcas del Cantábrico, los 35 ºC en gran parte del interior e incluso los 40 ºC en muchas zonas de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y el interior de Galicia. 

El viernes continuará la estabilidad atmosférica con temperaturas superiores a lo habitual en estas fechas. En este día las máximas podrían tocar techo, con valores de entre 40 y 43 ºC en los valles del Guadalquivir y del Ebro, así como en el oeste de Castilla-La Mancha.

 

Fin de semana algo más inestable

A lo largo del sábado, el paso del extremo de un frente de escasa actividad producirá lluvias débiles en la Cornisa Cantábrica y alguna que otra tormenta en zonas montañosas del tercio norte, donde bajarán algo las temperaturas diurnas. En las demás regiones se mantendrá el ambiente soleado y caluroso.

El domingo aumentará la inestabilidad en el centro y el norte de la Península donde existirá riesgo de tormentas vespertinas aisladas, principalmente en las cordilleras montañosas. En el resto el cielo se mantendrá despejado o casi despejado. El calor continuará siendo intenso.

 

Departamento de Meteorología de Meteored

El calor viene siendo muy acentuado y persistente pero no ha superado los umbrales que convierten a un episodio de altas temperaturas en ‘ola de calor’. En los próximos días podría quedarse de nuevo en el límite, con máximas de hasta 44 o 45 ºC en el valle del Guadalquivir en días puntuales. Muchos expertos empiezan a pedir una revisión del concepto ante el calentamiento global, porque el calor ‘normal’ ya no lo es tanto.